jueves, 12 de julio de 2007

Una sobre drogas

Hueva + Vacaciones + Ocio + Wikipedia + Marihuana = este post.

La postura antiprohibicionista afirma que si bien el consumo de marihuana desarrolla tolerancia , es decir, que en posteriores tomas inmediatas es necesario aumentar la dosis para conseguir los mismos efectos, los efectos de la abstinencia son muy leves en comparación con otras drogas, lo que permite revertir esa tolerancia y hacer que el consumo de marihuana sea controlable por el sujeto, siendo su potencial adictivo escaso. Desde esta perspectiva también se afirma que la dependencia física de la marihuana no ha sido demostrada de modo fehaciente, y que al igual que el alcohol, la marihuana puede ser usada de modo intermitente por muchas personas sin que les cause una disfunción aparente social o psicológica, ni tampoco adicción, incluso después de treinta años de consumo diario.

Fiuf. Pero la última vez me dio taquicardia y mejor ya le paré.

3 comentarios:

_Sophie_ dijo...

Taquicardía... ansiedad, paranoia... changos, no es tan tan tannn buena.
Es de esas cosas a las que no hay que temerles, jeje, está comprobado que las personas que después del consumo de marihuana presentan alguna "patología", es a causa del humo, no de la marihuana y sus componentes como tal... Y eso, porque de verdad viven pachecos casi las 24 hrs. del día 7 días a la semana.
No hay que temerle, la marihuana es amor...
JAja, Ok, sólo en los blogs.

Ratte-Kind dijo...

amor, y saltar como duende entre los arbustos, ah que mucachos, jaja!

m4Lv4-335 dijo...

jajajajajajajaja

:P