miércoles, 29 de agosto de 2007

Nota al pie No. 220 y 221

Lilith.
Primera mujer de Adán, según la leyenda rabínica. El Talmud la describe como una hermosa mujer de opulenta y ensortijada cabellera. Tras algunas desavenencias, rehusó ella someterse a su marido y le abandonó. La tradición atribuye a esta diabla-meretriz la seducción de varios jóvenes, cuyo corazón, después de la muerte se encontró preso en uno de sus cabellos. Aún hoy se le considera como espectro nocturno, fatal a las madres y a los recién nacidos.

Proctofantasma.
Palabra compuesta de proctos (ano) y phantasma (visión, aparición). Alusión a F. Nicolai que hizo una guerra encarnizada contra todo cuanto tenía visios de sobrenatural. Por una especie de ironía de la suerte, padeció extrañas alucinaciones y se creía asediado por espíritus y fantasmas que lo atormentaban de día y de noche. Gracias a una aplicación de sanguijuelas en el ano se vio al fin libre de tal obsesión.

Me lo encontré leyendo Fausto.

2 comentarios:

PoyoBot dijo...

jajaja.... proctofantasmas!... de esos no quiero tener, pa no sufrir la cura...oyess, pero sabias q el no dejarse someter a su marido -osea adan-...quiere decir que en el sexo a ella le gustaba arriba y pues por eso la abandono, porque al marido solo le gustaba la del misionero....chaless!

proctorul dijo...

proctofantasma, eso está con madre