miércoles, 25 de febrero de 2009

Citas hermosamente deprimentes

De Pu-239 (o la vida media de Timofey Berezin), sobra decir que me gusta esa película. Me recuerdan un poco al estilo ácido de Chuck Palahniuk:

... Las manecillas del reloj se están despidiendo. Era el reloj de mi abuelo. La carátula fue pintada a mano en Estados Unidos durante la primera guerra mundial. Las esposas de los soldados se sentaban en enormes mesas, arduamente pintando pequeños y luminosos seises y ochos para ayudar a mantener el mundo libre. Los ochos eran particularmente difíciles de hacer; de modo que las mujeres chupaban la punta de sus pinceles para afilarla. Una por una, sus bocas empezaron a llenarse de cáncer. La pintura con base de Radio que habían estado tragando bombardeó sus cerebros y sus huesos con partículas alfa y beta. Las mujeres que pintaron las carátulas de los relojes demandaron a la Corporación Americana del Radio de West Orange, New Jersey. Si el juicio hubiera sido en la noche, el aliento con el que solían despedirse del mundo hubiera brillado como neblina bajo la luna. Les dieron diezmil dólares por sus vidas...

...Uranio, Neptunio, Plutonio. Todos vinieron del espacio; llegaron mediante cometas y meteoritos. Ningún niño deseó esto a una estrella fugaz- Hiroshima, Nagasaki, Chernobyl. Problemas con vidas medias de cuarentamil años de duración. Vida Media. El tiempo se lleva la mitad de nosotros y regresa después por el resto. Éramos niños y ahora somos padres. Somos una larga división. Lentamente decaemos en la memoria...

... Al final, todo decae en plomo, número ochenta y dos en la tabla periódica. Todas las cosas brillantes nacidas en el centro de las estrellas se habrán vuelto frías y grises. Todo se mueve en esa dirección. Hacia el Plomo. Imposible de detener...

2 comentarios:

Citlaliniux dijo...

me saco el sombrero. bombazos rotundos.

un abrazo de aliento por lo inevitable. Que le sea leve.

SEÑORITA ECHAGARAY. CON "A", NO CON "E" dijo...

yo me siento iguanas ranas